Sunday, March 04, 2007

Caprichos de la sombra

El amo teme que su felpudo animal caiga al barranco en mitad de la noche. De tanto golpe, el trauma del can evita rozar siquiera las barandas que separan al hombre del precipicio. Es un temor por reflejo y trauma, es la cuerda floja de la remembranza, nos balancea despóticamente a su antojo. El miedo es el fantasma que nos abraza hasta helarnos, la inseguridad es su fiel compañero. Yo no le temo a la luna, ni roja, ni llena, ni media, ni en cuarto menguante, sólo a la sombra que nace a mi derecha, ese es el mayor recelo que pueda sentir.

No comments:

Related Posts with Thumbnails