Wednesday, May 20, 2009

MARIA RITA, MÁS QUE LA HIJA DE…




"Ella imita a la madre, canta igual que Elis Regina...” dijo el taxista mientras nos conducía hasta el Pan de Azúcar, donde en enero la cantante a la que se refería este chofer abría la serie de conciertos que calientan la atmósfera del carnaval en Rio de Janeiro. Se trata de Maria Rita, quien inició su carrera musical a los 24 años cuando un buen día amaneció en Nueva York con un sentimiento difícil de explicar para ella, pero convencida de que después de esos 8 años fuera de Brasil debía volver a su país y cantar. “Fue tan fuerte, había una certeza tan grande de que el escenario y la música debía ser parte de mi vida, no sé qué más decir, desperté en la mañana y...” como si le hubiesen hecho un cambio de “suiche” regresó sin meditarlo mucho. “Recuerdo que la primera vez que estuve en un escenario cantando, sentía que estaba en casa, esa sensación es única”.

Por Jonathan Reverón

SU SAMBA

Mi samba va a curar tu abandono, mi samba te hará recordar un sueño, mi samba no te quiere ver tan triste, va a curar el dolor que existe... así se inició el concierto ofrecido aquel fin de semana en el anfiteatro del Morro da Urca en Pan de Azúcar. Los cariocas, en pleno éxtasis de precarnaval coreaban todos los temas de su tercer álbum Samba Meu, cuya particularidad está simplemente en una voz poco usual en la samba que estamos acostumbrados a escuchar: un tono apacible, sin estridencias (y aunque sin ellas) con la capacidad de manifestar euforia. Maria Rita acompaña su micrófono con la rosa que le regaló su hijo el primer día de la madre, a veces descalza se pasea de un lado al otro como quien recorre un pasillo con ansiedad “es un poco nervios, por otro lado tengo un vacío en el estómago, mariposas, adrenalina, hay una necesidad de provocar al público, unirlos al show”.

En sus dos primeras producciones, destacan una profunda influencia del rock y el jazz, “siempre escuché música negra americana, aquí en Brasil vivimos un período en que se ponían más artistas norteamericanos (...) tengo influencias de Ella Fitzgerald, Nat King Cole, Frank Sinatra, también muchos rockeros como Paralamas do Sucesso, y en cuanto a los MPB´s (música popular brasilera) Milton Nascimento, Chico Buarque y Paulinho Da Viola, entre otros”.

Este año se celebran 50 años del Bossa Nova, la legendaria intérprete carioca, Nana Caymmi comentaba que en comparación con las viejas composiciones las nuevas no se salvan. ¿Cómo ves esta evaluación?

-Respeto mucho a Nana, desde siempre, es una gran cantante. Pero no puedo concordar con esa visión de que nada se salva. Comprendo su posición, pero la nueva generación de compositores tiene una influencia general que involucra la música de todo el mundo. Ahora bien, un Vinicius de Moraes o un Antonio Carlos Jobim no hay igual en cualquier otro país del mundo, en cualquier otra generación, actual, futura o pasada, punto final. Pero como cantante de la nueva generación, creo que nuestra música no está perdida, la otra generación no está acostumbrada a tanta fusión. Las fusiones son necesarias y tenemos que abrir las puertas a los nuevos compositores.

Tu primer disco fue muy variado, en Segundo hay bastante rock y jazz en clave brasilera y en tu más reciente producción haces samba. ¿Qué fabricas ahora?

-No lo sé. Hay una canción de Zeca Pagodinho que dice “deja que la vida te lleve, la vida te lleva a ti” esa es mi máxima.

Jorge Drexler te compuso un tema en Segundo, también apareces en el disco de él cantando en español. ¿Tienes inquietud por cantar en inglés por ejemplo?

-Jamás diré que no. Pero la prioridad de mi carrera está enfocada en Brasil, América Latina y Europa. El mercado americano es complicado por su segmentación, tampoco estoy preparada.

Todas las canciones que abarcan el repertorio de Maria Rita están firmadas por otros artistas. Es decir, no compones.

-Yo siento lo que viene de mi alma. Inventar o reinventar la canción con mi realidad. Cuando oigo el trabajo de un compositor, siento otra cosa, mi momento de creación está en interpretar las canciones con mis sentimientos. Además no tengo el conocimiento suficiente para hacer melodías, aunque no descarto la idea de hacerlo en algún momento, tampoco es una meta.

En tu país, debajo de cada piedra hay un artista. Es un mercado muy prolífico, y es notable como las leyenda vivientes entregan el testigo a los nuevos.

- Sí, aquí se cultiva mucho el batismo (bautismo). Cada vez es más difícil promocionar los nuevos artistas a través de la radio, la prensa o la televisión, entonces cuando algún artista consagrado ve talento no duda en reconocerlo.

Ya es media noche, Maria Rita ha abandonado el correteo nervioso que practica de un lado a otro mientras canta. Comienza a interpretar temas de sus dos primeros discos y deja por un ratinho la samba a un lado. La escenografía se oscurece, lo mismo que las luces. Aquella alegre chica que hasta hace nada era picardía pura, ahora parece poseída: vivir me está dejando loca, no sé de que soy capaz, gritando para no quedar ronca, en guerra luchando por paz, mucho para mi es tan poco y poco no quiero más... arrastra sus pies, cabizbaja en el escenario, la interpretación es cada vez más dramática. Quienes hayan tenido referencias de Elis Regina, llegan a la misma conclusión. “Vivimos en democracia, y creo fielmente en la libertad de expresión, a los que piensan que yo imito a mi madre, no tengo mucho que decirles, nada de lo que les diga puede cambiar su pensamiento. Las comparaciones son naturales, soy hija de esa mujer, pero también de mi padre. Yo soy madre, y mi hijo tiene mucho de mis características físicas (se ríe), lo que ocurre es que las personas olvidan la existencia de mi padre y tienen una visión del mito de mi madre, de la mujer que murió joven y en la plenitud de su carrera, es parte de la historia de mi país”.

Al terminar el show, nuevamente recogemos opiniones, se deja escuchar en boca de un fanático “la vida nos quitó a Elis Regina, pero Dios nos regaló a Maria Rita, larga vida a Maria Rita”

(versión editada publicada en
Caracas el domingo 09 de marzo de 2008 en EL UNIVERSAL)
Related Posts with Thumbnails