Sunday, August 09, 2009

SOPA DE LECHUGA Y TOMATE, LA DIGNIDAD.



Don Armando Scannone siempre tiene en su verbo la palabra dignidad. La dice siempre en un sentido poco adornado y más bien cotidiano, inherente al hombre que hablan. Cuando charla sobre ello comenta que el ser humano debe vivir en dignidad, no sólo en sus ideas, sino en su hogar, su familia, sus relaciones, el trabajo, es decir todo lo que le rodea y en la comida que es la especialidad de este señor, uno de los pocos mantuanos que nos quedan.

Tengo algunos años conociéndole, digamos de cerca. Y no fue sino hasta ahora que entendí al cien por ciento a lo que se refiere. El mejor ejemplo es tan simple como que podemos tener pocos manjares en la nevera, y aún así alimentarnos sanamente, divinamente y dignamente.

Un par de tomates, un consomé, un par de huevos, unas lechugas, sal y pimienta y ahí está la lección de dignidad del día. Me permito copiar la simple receta de su libro rojo:

SOPA DE LECHUGA Y TOMATE

INGREDIENTES
6 tazas de consomé de carne; 1 1/3 de tomate picadito, sin piel y sin semillas; 3 tazas de lechuga picadita; 2 huevos ligeramente batidos; 1/2 a 1 cucharadita de sal; 1/4 de cucharadita de pimienta blanca molida.

PREPARACIÓN
1. En una olla de pone el consomé a fuego fuerte. Se lleva a un hervor. Al hervir se le agregan el tomate, la sal y la pimienta. Se cocina 5 minutos. Se agrega la lechuga. Se cocina 2 minutos más. Se agregan los huevos revolviendo, se cocina 1 minuto más y se retira del fuego
Yo le agregué luego del tomate picadito unos tortelonis rellenos de ricotta y espinaca. Y me siento feliz.

No comments:

Related Posts with Thumbnails