Thursday, October 22, 2009

MÉXICO LE TIENE PAVOR A MI MUERTE


La primera vez que asistí a una rueda de prensa fue así: Hotel Hilton Caracas, 11:00 am. Rueda de prensa Señora Chavela Vargas.

Exacto, mi primera rueda de prensa fue en ocasión de la única visita de Chavela Vargas a Venezuela. Ya me era costumbre tener excusas de peso para escaparme de la universidad donde no quería estar. La puesta en escena era más o menos como me la imaginaba. Algunos periodistas me veían cargando una carpeta con media resma de cuartillas impresas y anotaciones. Iba con la vida, obra y milagros de esta señora apuñalada, y muchos de estos periodistas me preguntaban cosas o yo me metía en sus conversaciones si les escuchaba alguna imprecisión.


En aquella rueda de prensa nadie quería sentarse adelante. Yo, muerto del susto, no tuve otra que tomar asiento en primera fila. La jefa de prensa esperó por el silencio para dar las palabras de apertura porque el mito viviente de la canción mexicana, esa cantante de quien Pedro Almodóvar dice que sólo ella y Cristo saben abrir los brazos de tal manera, estaba por entrar al salón.

Entró Chavela. El servicio del hotel le ofreció de tomar una copa de agua y vino la primera frase de su boca "¡Si el agua pone así los caminos, cómo pondrá los intestinos!". Así empezó la jornada. Todavía tengo mi TDK con la rueda de prensa grabada, algunas respuestas están inentendibles por mis carcajadas, nunca puse mi grabador en la mesa desde donde declaraba ella por puro pánico.

-¿Alguna pregunta más?- todo el mundo mudo. Chavela había contestado con mucho humor, pero era intolerante frente a cualquier equivocación. Cuco Sánchez, otra leyenda de la ranchera, para aquel día de octubre del 2000 había cumplido un día de muerto. La penúltima pregunta servía ese tema y Chavela supo pasar del plato con elegancia. -Si esa es la última pregunta, queda entonces cerrada la rueda de prensa- quiso amarrar el lazo la anfitriona.


Me llené de coraje y levanté mi brazo, era un sin sentido asistir a mi primera rueda de prensa sin decir nada, además iba a ser la última pregunta, de manera que ya había visto la dinámica (nada complicada).

-Señora Chavela, he chateado por internet y he conversado con mexicanos sobre usted, por supuesto todos la conocen, todos la quieren, pero sólo algo me llama la atención, que nada más queda usted, de esa generación, sólo usted... y los mexicanos lo saben... ¿le tiene miedo a la muerte?- pregunté sin tartamudear, lo más frío y distante posible.

Ella gritó -¡No le tengo miedo a nada, ni a nadie, pero México le tiene pavor a mi muerte!-.

Horas después llegué a mi casa, encendí la computadora, entré a un portal de noticias y vi una nota de espectáculos de EFE sobre la dama del jorongo rojo cuyo título decía "México le tiene pavor a mi muerte".


El último disco de BUIKA me motivó a escribir este post.

No comments:

Related Posts with Thumbnails