Tuesday, January 05, 2010

AISLACIÓN - AISLADO - ASILADO


Islas del Rosario, Cartagena.

Llevo un breve paréntesis fuera de mis costumbres, afortunadamente está por acabarse eso, las vacaciones. Comencé en Cartagena de Indias, hermosa, realmente feliz, verdaderamente graciosa, viva, diva, endiablada, ventosa, venturosa, grande desde el principio de su historia. Cargo con el Maestro Guillermo Cabrera Infante y sus Tres Tristes Tigres (casi lo termino).

Hace meses que la realidad de mi país me obliga ex-profeso -y con la ayuda del azar también- a beber de la historia cubana, conjugo la realidad y el pasado de la isla, con lo que hoy es Venezuela. ¡Conjugo, conjuro y va de retro! Desde entonces sé que lo busco, pero también me persigue.

Entrando a la segunda librería que descubrí en Cartagena encontré la más reciente novela de la escritoria cubana Zoé Valdés, Una Novelista en el Museo del Louvre. Estupendo, me dije; porque es sabido que la oferta editorial en Caracas es cada vez más caprichosa, y así como los guantes que usa mi casera para fregar no llegan, ciertos títulos tampoco.



Sigo mi lectura. "Habanidad de habanidades, todo es habanidad" dice Cabrera Infante en TTT. Subo al Monasterio de La Popa, construcción colonial rica en historias de religiosos y próceres que usaron aquella vista para proteger la costa blablabla donde esclavos y héroes blablabla y más tarde los Agustinos blablabla y hoy los turistas blablabla... De repente, para mi sorpresa, consigo esta frase estampada, a la manera menos elegante posible (sobre cerámica) en una de las paredes del lugar:

 

Ahora estoy en la Isla de San Andrés, hace dos días que llueve. Prefiero estar entre la habitación, el restaurant y viceversa. El invierno de una playa/piscina no me está dado. Enciendo el televisor y una viejecita con acento cubano y sin identificación habla de Castro... Me obligo a apagar el aparato, pero no, espero que termine la televisada biografía y con rabia  la apago en el desenlace. Me doy cuenta que espero un final que no existe, que vive sólo en mi ilusión y en la de muchos, la misma ilusión que tuvo Cabrera Infante. Sigamos en busca del fin, vuelvo a mi libro...



La Freddy, descrita como La Estrella en TTT. Sírvanse:

No comments:

Related Posts with Thumbnails