Friday, January 08, 2010

MENOS DOSIS DE MALICIA

Hay personajes cuya grandeza, sea ésta derivada de su obra, empresa de vida o por qué no, estatura, radica en su humildad. Existen seres que no dejan de ser adolescentes, inocentes casi vírgenes, aprendices eternos de las realidades cotidianas.

Soñé con la niebla, la manera más infantil de hacerte invisible. Soñé con el viento y el teatro precario, me desperté y recordé que les estaba en deuda con algo. ¿Con qué? Sírvanse:


El circo de un niño eterno, Alexander Calder.

No comments:

Related Posts with Thumbnails