Wednesday, February 24, 2010

CANTEMOS CON: MARIA RITA


ENCUENTROS Y DESPEDIDAS

Mande notícias do mundo de lá
Diz quem fica
Me dê um abraço, venha me apertar
Tô chegando
Coisa que gosto é poder partir
Sem ter planos
Melhor ainda é poder voltar
Quando quero
Todos os dias é um vai-e-vem
A vida se repete na estação
Tem gente que chega pra ficar
Tem gente que vai pra nunca mais
Tem gente que vem e quer voltar
Tem gente que vai e quer ficar
Tem gente que veio só olhar
Tem gente a sorrir e a chorar
E assim, chegar e partir
São só dois lados
Da mesma viagem
O trem que chega
É o mesmo trem da partida
A hora do encontro
É também de despedida
A plataforma dessa estação
É a vida desse meu lugar
É a vida desse meu lugar
É a vida

Tuesday, February 23, 2010

LOS NUEVOS CÓDIGOS DE LA NOCHE

  
Central con el diez doce*... 
Diez veinte* en Lomas de la Trinidad
...con diez doce* a Cumbres de Curumo...

Anoche el taxista que me condujo a casa me recibió con los ojos brillantes, una mirada que después traduje en "por fin". Estuvo tres horas esperándome como cliente en su puesto de trabajo, junto a una larga fila de colegas que ya no ruedan con la misma frecuencia por Caracas. La razón: mi ciudad se acuesta a dormir cada vez más temprano. Sus habitantes pasan llave, guarecen con los suyos y en sus hogares pisándole los tobillos al atardecer. Cada vez hay menos testigos de la noche.

No suelo conversar con los taxistas de noche, porque entablar una conversación con interés fingido se me hace irrespetuoso. Los choferes de la oscuridad cada vez te buscan menos palabras, la mayoría quiere hacer su trabajo y punto. Al subir a la "unidad" apenas dan el saludo y preguntan el destino, los siento ahogados en la frustración y en la rabia. Diez tres*


10-3 Cambio y fuera
10-12 Pasajeros presentes
10-20 Mi ubicación es tal

Sunday, February 21, 2010

MACHO Y HEMBRA

Ellos se unen, unen todo lo que son y muchas cosas se mueven a su alrededor. VanityFair.com trae un reportaje exclusivo para la web sobre parejas poderosas. Sírvanse:

 
 Nancy & Ronald

  
 Warren & Annette

  
Ashton & Demi

 
Nicolas et Carla
+
parejas poderosas en Power Couples

Friday, February 19, 2010

IL MAESTRO


Desde el principio de los tiempos el viento sopla de un lado a otro, algunas corrientes se respetan y jamás chocan, otras sólo saben trasladarse dando vueltas. Hay vientos que recorren incesantemente un camino; aire viejo con ruta nueva todo el tiempo. Esos soplos ancestrales y sin descanso llevan interpretaciones genuinas y geniales sobre la vida. Era el viento una de las obsesiones de su obra, al principio, en la mitad o al final, pero siempre estaba presente ese susurro que a veces puede confundirse con algunos arroyos. Federico Fellini sopló a más no poder a través de la luz proyectada en las pantallas, y todavía todo su universo recorre derroteros en el presente, siendo la nostalgia el único delator de que sus ideas fueron generadas en tiempo pasado.


El genio de Federico Fellini se mantiene intacto, cualquier creador que conozca su obra reconoce en él una escuela. En 2005 la editorial Sexto Piso (España) edita por primera vez en castellano el libro Fellini, Les cuento de mí, obra que reproduce las múltiples conversaciones que el periodista Costanzo Costantini tuvo con el director riminense. Dos años después de la muerte de Fellini (1920-1993), Costantini reúne todas las entrevistas que logró realizar al personaje que pasó de ser una simple asignación periodística, para indagar sobre el trabajo de un novel cineasta, hasta convertirse en un entrevistador-amigo que lo acompañó en los momentos más destacados de su larga trayectoria.

 
A través de los diálogos y la cronología que presenta Costantini pueden diagnosticarse todos los síntomas del padecer felliniano. Su obra, su pensamiento, Italia, el mundo, la mujer y las afirmaciones más concretas sobre los caminos que fue y está tomando el ser humano en su plano social y artístico.


Federico Fellino no fue un santo, ¿y qué genio de su catadura lo es? Este libro se manifiesta como un documento creíble, con las verdades de un artista que caminó siempre entre el mundo real y el que supo reinterpretar para si.

Thursday, February 18, 2010

EN DEUDA CON LA DOÑA

Como muchos, la primera vez que leí Doña Bárbara lo hice con el difraz propio de las primeras veces: jeans, chemise beige y una modorra enorme por el bachillerato. Fue una lectura a juro, con una profesora muy mediocre que nos daba libros resumidos en cuartillas fotocopiadas y sin alma, es decir, fue una lectura carente de cualquier pasión.

Mi regreso a Doña Bárbara fue apasionado y ávido por ser más serio con la vida (y Gallegos). Lo terminé de leer en unas vacaciones en el D.F. mexicano. Me hacía ilusión alcanzar el final de ese libro en la ciudad que sirvió de exilio a su autor y donde él mismo hizo una última corrección del texto ya publicado. 
Una vez digerida la historia, una vez abofeteado por las verdades de la vida, me parecía insólito que aún no fuese la gran película venezolana, o que de alguna manera en el mundo de hoy no contásemos con un film propio del reconocimiento mundial. Claro que tenía información de la versión protagonizada por María Félix... y a eso voy.

Me negué a buscarla y apareció de repente anoche en la televisión, otra vez, Doña Bárbara hablando de llanura y el Arauca con los acentos donde no van. Nuevamente unos peones de hacienda como si fuesen extras de un western, y para rematar la Marisela menos fiera posible que México pudo ofrendar.

Ojalá algún día el mundo moderno salde su cuenta y rinda tributo como debe a la devoradora de hombres y en el fondo a Gallegos.

Wednesday, February 17, 2010

AQUÍ, ALLÁ



Hoy aquí, 
mañana aquí,

pasado aquí,
pasado mañana aquí,
de repente allá.

Me gusta allá,
hoy allá,
mañana allá,
hoy allá,
allá, de repente es aquí.

Allá, hoy es aquí,
hoy, mañana, pasado aquí.

El viejo aquí es allá,
aquí recuerdo allá.

Mañana quizás allá.

Aquí, siempre aquí.

Tuesday, February 16, 2010

CUATRO TRIBUTOS PARA ESCUCHAR

Jamie Cullum 

Dee Dee Bridgewater 
 "This album is my way of paying my respect to a vocalist who made it possible for singers like me to carve out a career for ourselves..."

John Pizzarelli
"Duke's music was an integral part of any set my father played..."

Emanuele Ax, Izthak Perlman & Yo-Yo Ma
Para conmemorar el bicentenario (de Mendelssohn, claro) los tres maestros se reunen para interpretar los tríos para piano del compositor alemán.

Saturday, February 13, 2010

LA MAISON DE SHAKESPEARE

 
 David Delannet, el príncipe consorte. Fotografías José Pisano
La traducción estricta al castellano para la palabra tumbleweed sería planta rodante. Estamos acostumbrados a los tumbleweeds en las películas del lejano oeste americano, son esas esferas de paja que ruedan en la soledad de los pueblos agrestes. Para George y Sylvia Whitman, padre e hija respectivamente, el termino decidieron acuñárselo a los jóvenes que deambulan a diario dentro de su vivienda. Estudiantes y amantes de los libros, que en su mayoría, tocaron la puerta de un sitio cargando a cuestas una mochila, un proyecto literario y el costal de experiencias vacías ávidas de ser vividas en París con Notre Dame como vista diaria y la ciudad luz de laberinto. Shakespeare & Co. es más que una librería de leyendas y mitos entorno a su fundador, se trata de un espacio pegado al Sena, lleno de libros, tantos, que algunos aún permanecen ocultos a sus dueños.
 
Sylvia Whitman, la hija de George.

Muy cerca de la Catedral de Notre-Dame, entre el Sena y el boulevard Saint-Germain, en el número 37 de la rue de la Bucherie hay un edifcio antiguo (y qué no lo es en París) que pasa totalmente desapercibido, su arquitectura es corriente pero cuenta con una perspectiva idílica de la mencionada iglesia. “Este edificio fue un monasterio. Los monjes abrían sus puertas para acoger a los forasteros que venían en busca de limosna o a disertar sobre la fe” habla David Delannet, ataviado de un cardigan, rubio, con lentes redondos, joven profesor de literatura de una universidad norteamericana en París, pero también regente de la legendaria librería Shakespeare & Co. que ahora queda donde aquellos monjes oraban enclaustrados.   
Hace cincuenta y nueve años, un norteamericano nacido en Salem, Massachusetts, con hambre de experimentar la Europa de la post guerra y queriendo mejorar su francés en La Sorbona, llega con una maleta repleta de libros y un cuarto de hotel reservado. George Whitman (quien no guarda ninguna relación con el famoso poeta del siglo XIX) inspirado por la vida bohemia, los fantasmas que asechan el caracol infinito que es París y algunos amigos de la universidad, decide abrir una librería movido por el crecimiento de su colección de libros, lograda ésta una vez instalado en la garganta de Francia.   


Luego de varias mudanzas, algunas santamarías abajo y buscando el sitio ideal, Whitman refunda finalmente en 1964 Shakespeare & Co. en honor a la antigua librería homónima, propiedad de Sylvia Beach, editora del Ulises de James Joyce y que luego del arresto sufrido por la ocupación alemana debió cerrar ese templo que una vez acogió en personajes como Hemingway, Lacan o T. S. Eliot.  

De regreso al siglo XXI, con 95 años y padeciendo las indignidades de la vejez, George Whitman ha dejado que la responsabilidad de su monarquía literaria recaiga en manos de su única hija, Sylvia Whitman y el príncipe consorte, David. “En cincuenta años nadie había puesto orden en el primer piso. George tenía desde luego un orden, pero su orden” la primera sensación al penetrar el interior de la librería es la mezcla de olores; huele a terciopelo magro, madera, libros usados y piedra húmeda. Desde que el local se encuentra en ese edificio han progresado habitando la totalidad del mismo. En la planta baja se consiguen las publicaciones nuevas y los libros usados que están a la venta. La impresión que causa este nivel es la de una librería convencional atiborrada por carecer de espacio. Sin embargo, al subir al primer piso el embrujo se hace presente, no hay un solo espacio vacío, es como si acabasen de depositar todos los libros de una gran biblioteca en ochenta metros cuadrados. Es entonces cuando los clientes al internarse en las habitaciones se consiguen con jóvenes tumbados en catres europeos, durmiendo o leyendo, como gatos parisinos echados por las esquinas. Son los huéspedes de la librería, los tumbleweeds, estudiantes de cualquier parte del mundo que “vienen y van con el viento, George siempre ha estado fascinado con la idea del viento, cuando su primera librería quedaba en Saint-Michel llevaba el nombre de Le Mistral, a propósito de la corriente que proviene del sur”. Forman parte del staff que trabaja en Shakespeare & Co. “No tenemos control, esto es un experimento de comunidad, no hay jefes, el único jefe podría ser Sylvia, quien tiene mucha intuición, no hay una escala para valorar la entrada de estos muchachos. Primero que todo no existe reservación, llegas con tu equipaje, eres sincero, tienes un proyecto literario, debes dar la impresión de no causar problemas, ¿cómo saberlo?... Sylvia hace buenos juicios sobre las personas”  


Más de esta crónica en la edición N°36 de El Librero.

Thursday, February 11, 2010

DÍAS DE: ORQUESTA (II)


Estadio Luis Aparicio, Maracaibo.
Gira Nacional del Sistema de Orquestas
"Gustavo Dudamel al Encuentro con Venezuela"
20.000 personas (maracuchos) coreando: 
¡Venezuela, Venezuela, Venezuela!
:)

Tuesday, February 09, 2010

MI CORCHO # 01

Mi primer espacio de trabajo fue un escritorio rectangular de madera y una silla gigante, tapizada con una tela de pana acanalada roja. La silla hacía unos sonidos estrafalarios con sus resortes, era inestable y giratoria; era parte del cachivache que mi padre había conservado de una oficina que tuvo.
Lo primero que quise guindar frente a la pared de ese espacio mío, era un corcho. Uno va abandonando los corchos, no recuerdo cuantos he tenido, hay quienes son más fieles a ellos y conservan ese mapa, como me gusta llamarlo. Mi actual mapa-corcho, tiene conmigo 5 años, está en mi oficina y hoy he decidido -en otro ejercicio para el blog- describir uno a uno sus elementos:

 
Fotografía Victoriano de los Ríos
¿Reverón? ¿Familia del pintor? Es la pregunta clásica. Y yo siempre contesto: no sé, mi padre no está muy claro, algún día haré la tarea, pero hay quien dice que mi naríz es la clásica de la familia del pintor.

Me persigue, y me gusta. Me hace ilusión. Tengo la fotografía en la esquina superior derecha. Y quien quita...

NEW POST

New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post New Post.

Wednesday, February 03, 2010

DE LAS MANERAS DE FLIRTREAR

Está en francés, lo vimos en clase. La belleza es admirada por todos los caballeros. El joven percibe la mirada de deseo de sus congéneres hacia la mujer que tiene a su lado. Él es más inteligente y subraya palabras sueltas para vencer en el arte del levante.

ELUCUBRACIONES PIADOSAS # 01

 

Sumo el ejercicio de un entrañable escritor con el de mi psiquiatra: la elucubración piadosa. Anoche me decía mi psiquiatra que le intrigaba el pa´arriba y pa´abajo de estos dos. Y comenzaba a inventarse la serie de planes que Madonna y Tom Ford podían traerse entre labios. Esto siempre me gusta, ponerle mundo al mundo:

TOM
Darling, tómate un respiro, disfruta la vida, ojalá yo pudiese hacerlo, pero son tantas las deudas. Aprovecha, querida des-can-sa...

MADONNA
Tommy, no se trata de descansar, tú eres como yo...

TOM
Jajajajaja...

MADONNA
Bueno, no exactamente como yo, pero asúmelo, después de la película nada va a ser igual, acuérdate de mi.

TOM
Eres una seductora temible, me siento dentro de esa película... Relaciones Peligrosas. 
MADONNA
Jajajaja ves, allí hay otro remake por hacer, me ofrezco...

TOM
Jajajajaja cheers.
(después de la velada, fueron al apartamento de él en Nueva York, 
proyectaron la película de Glenn Close y John Malkovich de fondo y en silencio, mientras Tom y ella hacía guerra de iPods)

Tuesday, February 02, 2010

MARZO - HOLLYWOOD - VANITY FAIR

 

LAS NIÑAS DE ESTA DÉCADA
+
UN JONAS BROTHER CONTESTA EL PROUST
+
MGM, EL LEÓN QUE TIENE 85 AÑOS
+
WALL STREET 2000
+

Monday, February 01, 2010

DÍAS DE: ORQUESTA (I)


Observar la esencia, ser testigo presencial de dos giras nacionales del Sistema de Orquestas Infantiles y Juveniles de Venezuela, ha sido una experiencia conmovedora.

Experimentar el resultado de décadas de esfuerzo, planificación y amor por un proyecto, además de sentir la pertenencia, es gratificante para el arraigo, inyección pura y simple de esperanza. 

No hay que buscarle mucho vericueto o adjetivo al asunto. Está allí, es un semillero hermoso, verdadero y transparente. A partir de este post compartiré algunas imágenes de las entrañas y los bastidores de la música que hace que por momentos toquemos el cielo con las manos. Sin más. Sírvanse:

CANTEMOS CON: PATÉ DE FUÁ


EL VALSECITO DE DON SERAFIN 

Un acordeón, guitarra y violín
Era la orquesta de don serafín
Un solo vals sabían tocar
Y todo el pueblo salía a bailar

En esos bailes que había en blaquier
Ellos tocaban hasta el amanecer
Suena la viola, suena el violín, y el acordeón de don Serafín
Suena la viola, suena el violín, y el acordeón de don serafín.

Casi cien años serafín vivió
Y un solo tema tocar aprendió
Un acordeón, guitarra y violín
El valsecito de don serafín
Hasta que un día serafín murió
El valsecito ya no se escucho

Que vuelva la viola, que vuelva el violín
Y el acordeón de don serafín.
Que vuelva la viola, que vuelva el violín
Y el acordeón de don serafín.

Suena la viola, suena el violín, y el acordeón de don Serafín
Suena la viola, suena el violín, y el acordeón de don serafín.
Suena la viola, suena el violín, y el acordeón de don Serafín
Suena la viola, suena el violín, y el acordeón de don serafín.
 
Related Posts with Thumbnails