Sunday, April 25, 2010

PEQUEÑAS LIBERTADES

 Luis Tosar en Celda 211

Mi repaso por la filmografía referida al tema carcelario se ha visto abonada en el último año. Sé que deben ser más, pero sólo tres se me vienen a la cabeza ahora: Estómago (Brasil), Celda 211 (España) y Un Profeta (Francia). Repito, sé que he visto un par más pero no logro recordarlas.

Todas las anteriormente mencionadas, pero especialmente la francesa, han logrado que mi estado de ánimo migre a la pantalla. Y me pongo a pensar como será realmente amanecer por tantos calendarios entre las paredes más rutinarias posibles. Ruego a quien haya que rogarle, al universo será, que jamás corra con el castigo civil de la "cana".

Insisto, ultimamente me solidarizo más -amén de los presos políticos de mi país- al hecho en sí del ser humano penalizado tras las rejas. Y yo no hablo de la retórica clara de la libertad, voy más allá, me aterra el infierno que los decorados de las películas logran de tan buena manera, me horroriza, porque sé que el cine matiza la cruda realidad. Exacto, debe ser peor.

Este no es un ejercicio narrativo que hago en pro de los derechos humanos, ni tampoco un saludo hacia un tema, es la simple confesión y angustia que me causa la fragilidad de nuestra libertad.

1 comment:

Rey said...

Carandiru?

Related Posts with Thumbnails