Wednesday, May 12, 2010

EL ÚLTIMO DE LOS 26

 Quietud, Max Ernst
"...¿Sabe alguno a dónde vamos?
Vamos a liberar la alegría
Que está en nosotros y que escondemos
Como un árbol esconde sus raíces

O seguiremos siempre esta misma vía"

ANSIOSO, Paul Eluard
El deber y la inquietud, 1917.
Abandono los 26 en la soledad absoluta de mi buhardilla, bebiendo el fondito de un whisky puro porque la garganta regaña a una gripe que tengo con camisa de fuerza. Dejo una edad tonta, extraña y a la que siempre me negué, porque desde hace un año digo que tengo 27. 

Uno siempre dice qué hará a los 25, a los 30, pero jamás pondera este limbo raro. Para mi el camino hacia el tercer piso es como uno de los primeros grandes veredictos que certifica la vida: una serie de alegatos impares y disparejos. Emergen ahora toda clase de miopes dicotomías a mi vista o el humo que no logro atajar.

Nunca mi mano ha rascado tanto la barbilla. Eso sí, en este corte de cuenta no cabe el arrepentimiento, me maravilla cada vez más el ayer y las posibilidades infinitas del arte. Administro los encuentros y prefiero más a las personas que me hacen reír, de eso estoy seguro los amigos están para reír y el hombre para amar.

Tontamente,
JRC.-

No comments:

Related Posts with Thumbnails