Saturday, August 14, 2010

LA NANA CAYMMI

Ya tengo cara para reconocerlo. Perdí la entrevista. Hace unos años, estando de vacaciones en Río de Janeiro, me propuse entrevistar a esta voz de la canción Brasilera.


Le contacté a través de un familiar que tiene en Venezuela, nada más y nada menos que Miguel Delgado Estévez. Nana Caymmi reina del legado Caymmi -su padre es una suerte de Simón Díaz allá- me recibió en su apartamento en lomas de Leblon, o como ellos dicen "altos de Leblon". Llevaba decenas de anotaciones, sabía que me encontraría con una leyenda viviente de la canción carioca.

Entré por la cocina donde me dijo que se desayunaba religiosamente, y quién no viviendo allí; la vista desde los fogones de su hogar es un cuadro que el mismo Manuel Cabré habría utilizado si en lugar de dibujar el Ávila pintase Los Dos Hermanos, esas montañas gemelas que se encuentran en cualquier postal de Río.

Nos sentamos en su comedor, un apartamento congelado en los setentas. Para remate la vista de su sala tiene un mordisco del Pan de Azúcar. Aproveché el marco de los 50 años de la Bossa Nova para empezar la entrevista. Ella es una artista conservadora y dice las cosas con hierro en sus palabras "no hay generación como la que yo conocí" aludiendo a los maestros Jobim y Moraes, como únicos, irrepetibles, inmejorables. En fin, que para ella todo tiempo pasado fue mejor, al menos en cuanto a composición se trata.

Leblon, Río de Janeiro, Diciembre 2007

Después hablamos de Venezuela. Vivió en Guárico, de donde es su primer esposo. Y al conversar de la cultura criolla me dijo "Sadel, sólo recuerdo a Sadel" y empezó a tararear, hasta recordar cada acorde del bolero "Escríbeme".

Al llegar a Caracas, postergué la "desgrabación" de la entrevista. Pasaron los días, la agenda se me llenó de urgencias y en algún lugar debe andar ese cassette con nuestra entrevista.

No comments:

Related Posts with Thumbnails