Sunday, August 01, 2010

UN BULLDOG DEL PERIODISMO

 Jorge Lanata en el rodaje de BRIC en China.

Descubrí a Jorge Lanata una tarde escuchando radio por internet, Cadena Ser de España. En el programa donde lo escuchaba él era contertulio de Boris Izaguirre, Álvaro Vargas Llosa, Jaime Bayly y Gemma Nierga, conductora de la cita vespertina "Voces de Latinoamérica". De todos ellos, con quien más me divertía era, y es, con Lanata. Con Boris también, pero como es de la casa, vamos, Lanata representaba la novedad.

Primer encuentro. Decidí contactarle y entrevistarlo para Tal Cual. Me temblaban la respiración y el pulso porque Lanata significa cierta naturaleza periodística que me apasiona: autodidacta, showman sin canutillos, polémico, divertido... Lo entrevisté para que hiciese una radiografía latinoamericana con énfasis en el tumor de mi país.

 
Oficinas de Crítica de la Argentina, Buenos Aires, 2008. 

Segundo encuentro. Tomé vacaciones en Buenos Aires. Amé Buenos Aires, de hecho podría ver mis pies pisando la alfombra de sus hoteles several times. Levanto el teléfono, después de haberme comunicado vía electrónica, y marco a Lanata. Se hizo la cita. Esperé en el hall del despacho donde hasta hace poco dirigió el diario Crítica de la Argentina, y mientras tanto me quedé viendo las portadas con la irreverencia 2.0 de su firma editorial. Finalmente llegó, llevaba puesto Converse, jeans y sus tirantes. Encendió un cigarrillo y abrió una caja de Kleenex para depositar los fluidos propios del gran fumador, qué se yo... La entrevista salió luego, muy luego, publicada en la CONTRABANDO de Alonso Moleiro.


México, 2010

Tercer encuentro. Yo estaba sentado en un Le Corbusier con todas las notas hechas para la entrevista que el canal Infinito me ofrecía para dar a conocer en Venezuela el nuevo proyecto de Lanata, BRIC. Me conseguí además con un equipo argentino, vijte, bárbaro, regio, divino... Al presentarme dijo -Cuidado, este señor que ven acá es un infiltrado del régimen venezolano- y ya sentí más confianza para tutear al periodista admirado. Claro, jamás llegué a decirle "Gordo" como le dice su productor en BRIC "El Gallego". Hablamos en el balcón de un luxury hotel sobre mi visión venezolana de las cosas en Venezuela, él fumando menos, un poco cansado de su periplo futurista y yo contento porque pronto no seré el único en mi país (y en otros países) en reconocer a este Bulldog del periodismo. Sírvanse el por qué:


 Para saber más sobre BRIC de Infinito leer la edición del 
01º de Agosto de Todo en Domingo

No comments:

Related Posts with Thumbnails