Thursday, September 09, 2010

ECHARSE AIRE CON GUSTO

Abanico Pañuelo by Duvelleroy

Una nota de la revista Style del The New York Times ha reforzado en mí el creciente interés por mantener el abanico en la rutina de mi indumentaria. Primero me costó liberarme del estúpido prejuicio, y vaya que la vida está llena de ellos, de los estúpidos y de los prejuicios, y me refiero esta vez a la matriz de opinión que dictó en algún fatídico instante que los abanicos sólo le son dados al género femenino.

La gacetilla de la revista Style habla de la fusión que el legendario taller francés Duvelleroy y sus frescas representantes, hacen con la firma Chanel. Duvelleroy, fue fundada en París en 1827 por Jean-Pierre Duvelleroy y desde entonces producen piezas excepcionales. Hoy en día Eloïse Gilles y Raphaëlle de Panafieu regentan la casa de abanicos. Ellas se han puesto como meta resucitar el abanico, elevarlo a través de creaciones contemporáneas.

Yo descubrí el llamado abanico para caballeros en Madrid. Lo llevo al reverso de mi solapa y refresca con dignidad los embates del enemigo número uno de las estaciones, el verano, que aquí se sabe administrar durante todo el año. Total, para eso se inventó.

No comments:

Related Posts with Thumbnails